Home
- Divorcio de mutuo acuerdo, divorcio unilateral y divorcio por culpa. Compensación económica que se obtiene con ocasión del divorcio.
El derecho a solicitar divorcio con disolución de vínculo nace con la ley 19.947, que establece el divorcio por cese de la convivencia y el divorcio por culpa. Nuestros abogados especialistas en divorcio, procuran, mediante el procedimiento establecido en la ley que se decrete el divorcio en el menor tiempo posible, en forma eficiente, y con principal interés de mantener informado al cliente de los distintos procedimientos que se han ido realizando. El divorcio por cese de la convivencia puede ser:


a) Divorcio de Mutuo Acuerdo: Solicitud de ambos cónyuges ante el tribunal de la familia con la finalidad de poner término al matrimonio, debiendo regular materias tales como alimentos, visitas y cuidado personal cuando existan hijos menores de edad. Para ello debe haber transcurrido al menos 1 año desde el término de la vida en pareja, lo que debe ser acreditado en el juicio. Si el matrimonio se celebró después de la entrada en vigencia de la nueva Ley de Matrimonio Civil, el cese de la convivencia deberá acreditarse con las limitaciones señaladas en la citada ley, las que no rigen para los matrimonios celebrados con anterioridad a ella. Las partes deberán acompañar a su demanda un acuerdo que regule sus relaciones mutuas y respecto de sus hijos y bienes.
b) Divorcio Unilateral: Solicitud de uno de los cónyuges ante el juez de familia para poner término al vínculo matrimonial y siendo uno de los requisitos el haber transcurrido al menos 3 años desde el cese de la convivencia en pareja, lo que debe ser acreditado en el juicio. Si el matrimonio se celebró después de la entrada en vigencia de la nueva Ley de Matrimonio Civil, el cese de la convivencia deberá acreditarse con las limitaciones señaladas en la citada ley, las que no rigen para los matrimonios celebrados con anterioridad a ella. Lo relativo a las relaciones mutuas de los cónyuges, a sus hijos y bienes, será regulado en el juicio. En estos casos el juez puede negar el divorcio si el cónyuge que lo pide incumplió su obligación de alimentos, durante le cese de la convivencia.
c) Compensación económica: Es el derecho que tiene cualquiera de los cónyuges a demandar una indemnización pecuniaria, en los casos que no haya podido desarrollar una actividad remunerada o lo haya hecho en menor medida, cuando se ha tenido que dedicar a las labores del hogar y al cuidado de los hijos, en virtud de lo establecido en el artículo 61 y siguientes de la ley 19.947. Cabe señalar.
Además, del divorcio por cese de convivencia y el derecho de cualquiera de los cónyuges a demandar una compensación económica (el cual procede por causales específicas y es facultativo del cónyuge demandar), existe el divorcio por culpa que se define en los siguientes términos:


d) Divorcio por culpa: Es aquel divorcio que se produce por falta imputable al otro, siempre que constituya una violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común. Se incurre en dicha causal, entre otros casos, cuando ocurre cualquiera de los siguientes hechos:
1º.- Atentado contra la vida o malos tratamientos graves contra la integridad física o psíquica del cónyuge o de alguno de los hijos;
2º.- Trasgresión grave y reiterada de los deberes de convivencia, socorro y fidelidad propios del matrimonio. El abandono continuo o reiterado del hogar común, es una forma de trasgresión grave de los deberes del matrimonio;
3º.- Condena ejecutoriada por la comisión de alguno de los crímenes o simples delitos contra el orden de las familias y contra la moralidad pública, o contra las personas, previstos en el Libro II, Títulos VII y VIII, del Código Penal, que involucre una grave ruptura de la armonía conyugal;
4º.- Conducta homosexual;
5º.- Alcoholismo o drogadicción que constituya un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos,
y 6º.- Tentativa para prostituir al otro cónyuge o a los hijos.


Abogados Prolegal
Servicios Jurídicos

• Servicio personalizado
• Precios convenientes
• Facilidades hasta 36 cuotas

© 2011 Abogadosprolegal.cl Phillips 40, oficina 51, Santiago Mail: contacto@pro-legal.cl